Navarra Digital

El Ayuntamiento de Alsasua se adhiere a la bolsa de alquiler de Nasuvinsa con objeto de fomentar la cesión de viviendas vacías

El vicepresidente José Maria Aierdi y el alcalde, Javier Ollo, han firmado hoy un acuerdo para facilitar el acceso a la vivienda

200421OT_ALTSASU_SINADURA
El vicepresidente José Marí Aierdi y el alcalde de Alsasua, Javier Ollo, en el momento de la firma. FOTO: GOBIERNO DE NAVARRA
El Ayuntamiento de Alsasua se adhiere a la bolsa de alquiler de Nasuvinsa con objeto de fomentar la cesión de viviendas vacías

El Gobierno de Navarra ha firmado un convenio con el Ayuntamiento de Altsasu / Alsasua para incluir este municipio en el programa de bolsa de alquiler de Nasuvinsa con el fin de fomentar la cesión de viviendas vacías y dar respuesta a la demanda de pisos de alquiler en esta localidad.

El acuerdo de colaboración ha sido suscrito, en un acto celebrado esta mañana en el consistorio de Alsasua, por el vicepresidente segundo y consejero de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos, José María Aierdi y el alcalde de la localidad, Javier Ollo.

Tal y como recoge el texto suscrito, el Ayuntamiento de Alsasua ofrecerá colaboración para difundir y estimular el arrendamiento de viviendas en desuso entre su vecindario, de forma que su movilización contribuya a dar respuesta a la demanda de vivienda de alquiler. Por otra parte, el Gobierno de Navarra prestará asesoramiento y formación al personal municipal para detectar los inmuebles sin uso y prestar este servicio.

Garantías y ventajas 

La bolsa de alquiler gestionada por Nasuvinsa –cuenta actualmente con 781 viviendas, el 18% fuera de la comarca de Pamplona- ofrece una serie de garantías a aquellos vecinos y vecinas que aporten su vivienda vacía a esta bolsa de alquiler. Entre ellas destacan el cobro puntual y asegurado de la renta desde la entrada del primer inquilino, la devolución de la vivienda en buen estado (salvo el desgaste ordinario generado por el uso normal de la vivienda) y la contratación de un seguro multirriesgo del hogar (de continente) que cubre los siniestros que pudieran ocasionarse en la vivienda.

Además, entre las principales novedades que se han ido introduciendo durante estos últimos tres años para estimular este programa y actualmente en vigor cabe destacar, en concreto, la concesión de una subvención anticipada y a fondo perdido de 1.500 euros o el equivalente a tres mensualidades, desgravaciones fiscales en los rendimientos obtenidos, el incremento de la renta percibida por las personas propietarias de las viviendas (así como los gastos de comunidad hasta 50 euros al mes sufragados por Nasuvinsa), la contratación de un seguro de hogar, la simplificación de la gestión en las mejoras de la habitabilidad (eficiencia energética y reparaciones), financiación sin intereses de los gastos de rehabilitación para adecuar la vivienda al alquiler hasta 12.000 euros o expedición del certificado de eficiencia energética por cuenta de la citada sociedad pública, entre otras.

Además, el Gobierno de Navarra subvenciona a las familias inquilinas en función de sus ingresos y unidad familiar un 20, 50, 75 o 90% de la renta a pagar, de forma que tales familias puedan acceder a arrendamientos asequibles conforme a su capacidad económica.

Con el fin de captar viviendas vacías el consistorio de Altsasu cuantificará la demanda existente de vivienda en arrendamiento existente y canalizará la misma hacia su efectiva inscripción en el censo de solicitantes de vivienda protegida, con el fin de poder tener información lo más precisa posible sobre las necesidades del municipio.

Ayuntamientos adheridos

El Gobierno de Navarra extendió el programa de la bolsa de alquiler a todo el territorio de la Comunidad Foral en 2016, ya que hasta entonces sólo operaba en los municipios de la Comarca de Pamplona / Iruñerria y Tudela. Durante estos últimos cinco años, más de una veintena de ayuntamientos de distintas comarcas de Navarra se han ido adhiriendo a la bolsa para colaborar con el Gobierno foral en su política de movilización de vivienda vacía para ampliar la oferta de alquiler protegido y, a su vez, ofrecer seguridad y garantías a sus personas propietarias. 

Junto con Alsasua cuentan con este convenio Lesaka, Carcastillo, Viana, Tafalla, Leitza, Lekunberri, Burgui, Aibar, Bera, Berriozar, Burlada / Burlata, Ansóain / Antsoain, Tudela, Barañáin / Barañain, Sangüesa / Zangoza, Aoiz / Agoitz, Estella-Lizarra, Baztan, Murillo el Fruto, Beriain y Goizueta.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad