Navarra Digital

La UPNA prolonga hasta el 1 de diciembre la recogida de testimonios sobre posibles abusos sexuales en la Iglesia

El proyecto, apoyado por el Departamento de Políticas Migratorias y Justicia, tiene como objetivo realizar un censo y estudio de presuntos casos
upna-universidad-publica-navarra
UPNA Universidad de Navarra. GOBIERNO DE NAVARRA
La UPNA prolonga hasta el 1 de diciembre la recogida de testimonios sobre posibles abusos sexuales en la Iglesia

El proyecto de la UPNA que tiene como objetivo realizar un informe sobre abusos sexuales cometidos por miembros del clero en Navarra va a prolongar, hasta el 1 de diciembre, la recogida de testimonios anonimizados que comenzó el pasado mes de julio. Este proyecto, apoyado por el Gobierno de Navarra a través del Departamento de Políticas Migratorias y Justicia, tiene como objetivo realizar un censo de presuntos casos ocurridos entre 1950 y 1980, para el estudio más preciso de la dimensión que pudo alcanzar este fenómeno.

Con el mencionado informe, se pretende aunar fuerzas en el camino hacia la verdad, la justicia y la reparación a estas víctimas; para lo que se requiere el mayor número posible de testimonios y facilitar al máximo su obtención, garantizándose en todos los casos, el pleno anonimato de quienes participen. Desde el Gobierno de Navarra, se otorgarán los fondos necesarios para prolongar el estudio, a través de una ampliación del contrato que regula el proyecto.

Por ello, desde la UPNA y el Gobierno de Navarra se vuelve a hacer un llamamiento a la ciudadanía que fuera víctima de estos hechos, o tenga información relevante al respecto, a que se ponga en contacto con el equipo investigador en el correo electrónico investigación.abusosclero@unavarra.es o en el teléfono móvil 699 70 60 88. Se insiste en la garantía de anonimato de cualquier persona participante.

Hasta el momento, y a partir del conjunto de entrevistas realizadas en profundidad – casi tres decenas -, se han identificado casos en centros tales como: Colegio Apostólico San José de Dicastillo, Salesianos, Colegio Diocesano El Puy de Estella-Lizarra, San Ignacio-Jesuitas, Escolapios, Maristas o Ursulinas. Además, se han localizado casos en otras instituciones vinculadas a la Iglesia Católica - por ejemplo, la Junta Diocesana de Acción Católica –, y otros cometidos por miembros de la Iglesia Católica pero no vinculados con ningún centro ni institución.

Décadas de silencio

Cabe destacar, de lo obtenido en dichas entrevistas, que la mayoría de los casos ocurrieron entre 1960 y 1970. No obstante, también constan casos anteriores (el más antiguo relatado es de 1948) y posteriores en el tiempo. De forma mayoritaria, las víctimas no informaron a nadie de los hechos en aquel momento, ni los denunciaron, favoreciendo la impunidad y reincidencia de los abusadores.

Entre los motivos que se destacan en las entrevistas para haber mantenido ese silencio, se apunta a la influencia y poder que tenía la Iglesia Católica en aquel momento. Con respecto a la respuesta dada por la Iglesia Católica hasta la fecha, el sentir mayoritario es el de “insuficiencia” ante unos hechos de gran gravedad.

En las entrevistas se pregunta también sobre la consideración que las propias víctimas tienen en cuanto a la dimensión de estos abusos sexuales en el seno de la Iglesia en Navarra, que un elevado número de ellas considera “muy generalizados”.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad