Navarra Digital

Administración Local y Ayuntamiento de Tafalla firman un convenio para la redacción del proyecto de rehabilitación del antiguo convento de Recoletas

El proyecto contempla la mejora del estado general del edificio y su uso como espacio multiusos y de servicios
Tafalla
El consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, y el alcalde de Tafalla, Jesús Arrizubieta, durante una reunión celebrada recientemente. Foto Gobierno de Navarra
Administración Local y Ayuntamiento de Tafalla firman un convenio para la redacción del proyecto de rehabilitación del antiguo convento de Recoletas

El Departamento de Cohesión Territorial, a través de la Dirección General de Administración Local y Despoblación, ha suscrito un convenio con el Ayuntamiento de Tafalla para la redacción del proyecto de rehabilitación del antiguo convento de Recoletas. El proyecto contempla la mejora del estado general del edificio y su uso como espacio multiusos y de servicios.

El acuerdo suscrito contempla una inversión máxima de 175.000 euros por parte del Ejecutivo foral para la redacción del proyecto. Por su parte, el Consistorio destinará una cantidad similar para hacerse cargo de la dirección facultativa de la obra en el momento de su ejecución.

El edificio presenta múltiples deficiencias y problemas, entre las que se encuentran las lesiones físicas, por humedad, erosión y suciedad, y las mecánicas, por deformaciones, erosión y carencia de habitabilidad.

Los trabajos contemplan la conversión del edificio en un centro que aglutine servicios de diferentes administraciones públicas y privadas que, actualmente, se encuentran dispersas en la localidad.

Por otro lado, se plantea también habilitar un espacio multiusos en el que se puedan realizar actos civiles, así como incorporar otros usos, actualmente inexistentes en la localidad, como espacios de coworking, vivero de empresas, etcétera.

Un convento de más de 350 años

El convento de concepcionistas franciscanas, comúnmente denominado de Recoletas, fue fundado en 1667 por Carlos Martín de Mencos, alcalde perpetuo de los Reales Alcázares de Tafalla. El inmueble, que dispone de una planta rectangular de unas dimensiones aproximadas de 60 metros de frente por un fondo de 46 metros, encierra un conjunto edificatorio propio de los conventos de la época, y en el que destaca la iglesia en su margen de poniente, típicamente barroca, con planta de cruz latina de nave única, cabecera recta y coro alto.

El resto de dependencias son el patio en el centro, de planta cuadrada de 20 metros de lado, y en torno a él y articulando el conjunto, naves de crujía única que completan y cierran el conjunto.

El edificio cuenta con dos plantas, la de acceso y la primera planta, a las que hay que añadirles el semisótano. Lo más destacable y característico del convento es la fachada de acceso de estilo barroco. Cuenta con considerables dimensiones y recuerda a los modelos vignolescos con sus tres calles y aletones laterales planos enlazando los cuerpos.

En el año 2007, la orden religiosa de las Recoletas Concepcionistas se trasladó del edificio y el inmueble fue adquirido por el Ayuntamiento de la localidad.

La redacción del citado proyecto se suma a las obras que se ejecutaron entre 2015 y 2020 para rehabilitar el sepulcro de los fundadores del convento, pieza de gran valor artístico del convento, que fue objeto de vandalismo.

Comentarios