Navarra Digital

A TRAVÉS DE LA COLABORACIÓN INTERPROVINCIAL ENTRE UNIDADES POLICIALES

La Policía Nacional ha detenido a un hombre en Pamplona, como presunto autor de un delito de malos tratos en el ámbito familiar y quebrantamiento de resolución judicial

El presunto autor le propinó empujones y bofetadas en vía pública y le quitó el teléfono dejándola incomunicada en una localidad diferente a la de su residencia

Policía Nacional de Navarra
Policía Nacional de Navarra. FOTO POLICIA NACIONAL DE NAVARRA
La Policía Nacional ha detenido a un hombre en Pamplona, como presunto autor de un delito de malos tratos en el ámbito familiar y quebrantamiento de resolución judicial

La Policía Nacional ha detenido en Pamplona a un hombre de 50 años como presunto autor de un delito de malos tratos en el ámbito familiar y quebrantamiento de resolución judicial. El origen de esta intervención es la denuncia formulada ante Policía Nacional, en la cual, la víctima denunció a su pareja sentimental por una agresión cometida, en la que el presunto agresor le propinó al parecer  empujones y varias bofetadas en la cara, quitándole el teléfono móvil y dejándola incomunicada en una localidad de la provincia de Huesca, donde ella no residía.

La investigación recaló en la Unidad de Atención a Familia y Mujer (UFAM) de la Jefatura Superior de Policía de Navarra al tenerse conocimiento de que el presunto culpable residía en la ciudad de Pamplona. Tras ser localizado por los investigadores, el presunto autor se personó a declarar en dependencias policiales, acompañado por la propia víctima, por lo que se procedió a oír a ambos en declaración .

Tras valorar lo actuado y ante la posibilidad de que existiera un riesgo real contra la integridad de la víctima, se procedió a la detención del presunto agresor que fue puesto a disposición de la Autoridad Judicial quien dictó contra él una orden de alejamiento e incomunicación con la víctima.

El presunto agresor fue arrestado de nuevo al día siguiente por quebrantar las medidas cautelares acordadas judicialmente

Horas después de ser dictada la resolución judicial, cuando la víctima se dirigía al domicilio donde convivía con el detenido a recoger sus efectos personales, acompañada de efectivos policiales para su protección, recibió en su teléfono móvil reiteradas llamadas de su presunto agresor comunicándole que estaba esperándola en la vivienda para al parecer, arreglar las cosas.

Tras comprobarse este extremo, el presunto agresor volvió a ser nuevamente detenido por un delito de quebrantamiento de medidas cautelares y puesto a disposición judicial.

La víctima ha sido amparada por las medidas de protección integral contra la violencia de género recogidas en la Ley Orgánica 1/2004 de 28 de Diciembre.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad