Navarra Digital

La Guardia Civil imputó en calidad de investigado a un varón de 53 años, vecino de la Merindad de Olite por 2 delitos de estafa y 1 de simulación de delito

Simuló haber sufrido cargos no autorizados en su tarjeta bancaria con el objetivo de obtener la devolución de los cargos realizados por unos servicios contratados a dos plataformas de contenido audiovisual

OP_APERTA_Simulación_Delito
La Guardia Civil imputó en calidad de investigado a un varón de 53 años, vecino de la Merindad de Olite por 2 delitos de estafa y 1 de simulación de delito . GUARDIA CIVIL
La Guardia Civil imputó en calidad de investigado a un varón de 53 años, vecino de la Merindad de Olite por 2 delitos de estafa y 1 de simulación de delito

La Guardia Civil de Navarra en fechas recientes ha procedido a imputar en calidad de investigado a un varón de 53 años, vecino de la Merindad de Olite (Navarra), como presunto autor de 3 delitos, dos de ellos de estafa  y 1 de simulación de delito (presentó una denuncia falsa).

Los tres delitos fueron detectados a raíz de que los agentes investigasen la denuncia presentada, en la que el finalmente investigado, en un principio figuró como víctima de dos delitos de estafas bancarias mediante uso fraudulento de su tarjeta bancaria, con la que se habían adquirido dos subscripciones a dos plataformas de contenido audiovisual.

El investigado, después de presentar una denuncia en la Oficina de Atención al Ciudadano de la Guardia Civil de Peralta (Navarra) acudió a su entidad bancaria para que le fuesen devueltos los dos importes que supuestamente habían sido cobrados indebidamente, por lo que habría cometido dos delitos de estafa.

Con el objetivo de esclarecer los hechos denunciados y dar con la posible autoría del delito de estafa, se dio comienzo a la Operación denominada  “APERTA”. Los agentes investigadores después de analizar las subscripciones, verificar datos con las dos plataformas afectadas, analizar correos electrónicos, tarjetas y números de IP de conexiones, pudieron constatar que  realmente se trataba de un delito de simulación de delito.

El resultado final de la operación denominada “APERTA”, se pudo comprobar que el varón investigado no sufrió cargos no autorizados en su tarjeta bancaria, si no que fue él mismo quien contrató los servicios y con la finalidad de devolver los recibos cargados en su cuenta corriente decidió presentar una denuncia (que resultó ser falsa) en una Oficina de Atención al Ciudadano de la Guardia Civil.

Desde Guardia Civil se recuerda que todas las denuncias que se presentan en las Oficinas de Atención al Ciudadano de Guardia Civil son investigadas, ya que se inician actuaciones procesales para su averiguación. En los casos en los que detecta la simulación, como en el expuesto anteriormente, se procede a la investigación como presunto autor de un Delito de Simulación de Delito, recogido en el Art. 457 del Código Penal, el cual tiene prevista una pena de 6 a 12 meses de multa.

 

 

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad