Navarra Digital

OPINIÓN - LEGIONARIAS CONTRA CRIATURAS EN LA AGENDA 2030

undefined
Agenda 2030: los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (17 ODS)
OPINIÓN - LEGIONARIAS CONTRA CRIATURAS EN LA AGENDA 2030

A la luz del artículo de Germán Gorraiz López en Navarra Digital titulado “¿Provocará Esporrín una crisis en el Gobierno de Chivite?”, surgen necesariamente más preguntas sobre el rumbo que están tomando las cosas en el Ayuntamiento de Pamplona. Especialmente, resultan preocupantes los repartos de algunas responsabilidades y, en concreto, hay que destacar una: en manos de quiénes se ha confiado la educación y formación de los jóvenes, adolescentes, niñas y niños en el marco de la Agenda 2030, especialmente en su objetivo número 4 “una educación de calidad” de los 17 propuestos por la ONU. Si el mencionado artículo ponía a Maite Esporrín del PSN como responsable de una crisis de Gobierno estamos obligados a recordar que ha sido esta edil quien ha facilitado la implantación del programa Coworkids para sustituir al anterior de los ocho equipos de barrio en el ámbito pedagógico de nuestra ciudad.

undefined

Agenda 2030: los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (17 ODS)

Los 17 ODS y sus primeros pasos en Pamplona

La Agenda 2030 nace en 2015 en la ONU a la luz de la alarmante observación, desde el ámbito científico, del creciente deterioro social, el incremento de la pobreza y las desigualdades, el declive de los recursos, la desaparición de miles de especies barrera ante infecciones, la contaminación de aguas continentales y océanos, el caos climático, la proliferación y propagación de nuevas enfermedades infecciosas o la degradación medioambiental con la preocupante pérdida de fertilidad de los suelos.

Los países del planeta nos comprometimos a seguir el itinerario marcado por los 17 objetivos del desarrollo sostenible (los 17 ODS). Nos dimos 15 años -quedan 9- para frenar el deterioro y hacer el esfuerzo de enderezar los problemas sistémicos que nos están hundiendo como sociedad y como civilización cada vez más desigual y enferma. Para ello, se crearon dichos 17 objetivos a los que deberíamos llegar en 2030.

En el Ayuntamiento de Pamplona, en el pleno del día 20 de noviembre de 2020, para el objetivo número 4, los votos a favor fueron de las tendencias conservadoras para la Fundación FABRE y en contra los de los partidos denominados progresistas; Maite Esporrín, líder del PSN en el Consistorio, decidió abrir la puerta a dicha fundación. Las consecuencias de ello recaen ahora sobre las espaldas de los/as padres-madres, pero, sobre todo, de los hijos/as.

El pasado día 14 de enero de 2021 se retomó este problema en el Ayuntamiento de Pamplona, pero las posturas no cambiaron. Uno de los argumentos de quienes están en contra de imponer Coworkids es la "irregularidad en las contrataciones" de Celia Pinedo (Fundación Fabre) y Lourdes Arostegui, vinculada al PP, "una venganza", publicaba Diario de Noticias de Navarra en un artículo que fue inmediatamente retirado de la web titulado El Opus Dei y la patronal, en el estreno de Coworkids (el enlace es una captura).

Maite Esporrín cayó así otra vez en una contradicción superlativa al propiciar que quienes encabezaron la demanda contra la iniciativa estrella del propio PSOE de Zapatero, Educación para la Ciudadanía, lleven su cruzada contra los barrios. Pues la demandante era Lourdes Arostegui quien se expresaba así cuando llevaron a los tribunales europeos el recurso contra la iniciativa del PSN-PSOE. Sin embargo, esta velada hermandad del PSN con las formaciones de ultraderecha de la mano de Maite Esporrín y la Fundación Fabre tiene un ejemplo muy tangible en el evento Youth MUN Madrid con la FPS de Macarena Cotelo, una de las “mujeres Vox” que pregonan todo lo referente a "gobierno ilegítimo, terrorista, criminal" del cacareo de esa formación y sus eslóganes, que llevamos escuchando y leyendo desde que se formó el Gobierno de coalición de Sánchez Castejón; en definitiva, iniciativas pro-Trump o de sospechoso carácter negacionista.

¿Qué es la Fundación FABRE?

La Fundación Ana Bacardí Regojo (FABRE) se constituye en 2003 en Madrid como entidad sin ánimo de lucro con los objetivos de “cooperar en el desarrollo social, económico, sanitario, educativo y cultural, colaborar con otras fundaciones u organizaciones sin ánimo de lucro, promover la integración de la mujer, la tercera edad y todo tipo de actividades que favorezcan la solidez de la familia…”, etc. Recauda ayudas de ayuntamientos y entidades públicas y privadas. En su acta fundacional se nombran a varias entidades religiosas como preferentes a la hora de derivar esas ayudas públicas. Cabe destacar el Opus Dei, Los Legionarios de Cristo, Las Misioneras de la Caridad, Proyecto Hombre o Los Hermanos de San Juan de Dios. Fundaciones y organizaciones sobre las que se deposita una confianza total por lo que, aunque en los estatutos se disponga de la necesidad de una revisión de viabilidad económica y técnica para la generalidad de los proyectos, las citadas organizaciones religiosas quedan excluidas y no precisarán de dicho informe técnico de viabilidad, “entendiendo que sus fines están garantizados en la línea de la Fundación”.

Una de las características de las que hace gala su representante, Lourdes Arostegui, es una manera de interpretar la religión. Fue famosa la anécdota con uno de los científicos que más enriquecen la educación de la infancia y la juventud de la ciudad desde hace décadas, además del prestigio con que ha honrado a Pamplona y a toda Navarra, se trata del astrofísico y director del Planetario de Pamplona, Javier Armentia.

A Lourdes Arostegui, encargada de Coworkids, no le gusta ni cómo piensa ni cómo se expresa, y en cuanto ha tenido ocasión, no solo ha pedido, sino que ha ordenado su destitución, como hizo en un artículo publicado en Navarra Confidencial en 2011 titulado Barcina y Sanz ¿vais a mantener en el cargo a Javier Armentia? en el que afirma con rotundidad que “Al señor Armentia hay que destituirlo”. El científico contestó de manera brillante e incluso tuvo palabras para la ironía, quitándole hierro al asunto: "nunca firmé un contrato en el que se me exigiera silencio o no poder expresarme libremente. Tampoco exigían que entregara en sacrificio una oveja, o a mi primogénito".

Destacan entre esas maneras de pensar la religión, Los Legionarios de Cristo (1941-actualidad). Beneficiarios preferentes de la Fundación FABRE, se trata de una organización religiosa de abierto carácter ultra-conservador. Saltó a los medios en 2006 tras los actos de violaciones continuadas y abusos a niñas, niños, jóvenes y monjas que llevaron al Papa a retirar del sacerdocio y de la vida pública a su fundador Marcial Maciel y a docenas de sacerdotes, Maciel reconoció al menos una hija fruto de esos abusos. Las investigaciones siguen adelante, tras los de carácter sexual se admitieron problemas con la justicia por el uso de estupefacientes, derivación de subvenciones a paraísos fiscales y otros graves delitos. Además de decenas de sacerdotes, también cayeron profesores. El 21 de diciembre de 2019 se publica el “Informe 1941-2019 sobre el fenómeno del abuso sexual de menores en la Congregación de los Legionarios de Cristo desde su fundación hasta la actualidad” meses antes de las votaciones de noviembre de 2020 y enero de 2021 en el consistorio pamplonés. Elaborado por la Comisión de casos de abuso de menores del pasado y atención a las personas implicadas, supone un reconocimiento de los hechos, penas importantes para los delincuentes que obraron semejantes crímenes y las correspondientes indemnizaciones para las víctimas.

En febrero de 2020 la BBC publica un documental y un estremecedor grupo de artículos que dejan a la comunidad internacional horrorizada. Es de destacar que los socios preferentes de la Fundación Fabre, Los Legionarios de Cristo, transmitieron esta manera de actuar, pasando las criaturas, de abusados a abusadores con el tiempo, excepto aquellos que pudieron escapar —no sin amenazas de la organización— de ese infierno, tal y como recogió el Informe de diciembre de 2019 de la Comisión de casos de abuso de menores. La BBC publica entre otros este aterrador documento titulado Legionarios de Cristo: El sacerdote y director de mi escuela me violaba y me hacía ver cómo abusaba de otras niñas pequeñas".

Muchos casos siguen hoy su trámite judicial. Sin embargo, en la memoria de actividades 2003-2010 de la Fundación FABRE, fechada en 2010, cuando habían pasado cuatro años desde que se conocieron los crímenes y delitos que se publicaban y se siguen publicando en la prensa internacional, incluye aún entre sus miembros preferentes, a los que no se les exige ningún informe técnico, a Los Legionarios de Cristo. La mencionada memoria de actividades recoge también que en 2009 realizaron una auditoría. Está firmada en Iturrama, Pamplona, en septiembre de ese año, pero se omite una donación de 24.000 euros durante el ejercicio 2008 a Los Legionarios de Cristo, al menos dos años después de haber sido descubiertas, investigadas y publicadas sus actividades delictivas de carácter sexual con jóvenes, niñas y niños, monjas, la investigación por desviación de aportaciones a paraísos fiscales o la retirada de líderes de la vida sacerdotal por parte del Santo Pontífice de Roma a causa de las reiteradas violaciones, maltrato en conventos, la hija del fundador, abuso de estupefacientes, etc. Nuestros dirigentes deberían haber considerado estos graves crímenes a la hora de evaluar en manos de quién dejaban la educación de nuestras criaturas. Toda esta información es de carácter público.

Choque frontal contra la Agenda 2030

La Fundación FABRE muestra, además, patrones repetitivos claros de choque frontal contra varios de los objetivos de la Agenda 2030 de la que se le ha responsabilizado; por ejemplo, el objetivo número 5 acordado internacionalmente sobre la igualdad de género queda en entredicho en varias de sus actividades, tal es el caso, por poner uno, de la publicación de 2015 titulada “Pensar la Familia: serie de conferencias, workshop y seminario 2015 sobre el tema de género”. Esta iniciativa recorrió varios centros educativos de Navarra, comentaba la fundación que “los cambios radicales en la sociedad finlandesa especialmente en cuestiones éticas y morales significan una amenaza fuerte contra el matrimonio y la familia”, lo que prosigue en que: “en muchos casos lleva a buscar [a las mujeres] la autorrealización a través del trabajo, ya que el estado presta servicios de atención a los hijos de 7-19 horas desde que tienen 11 meses”.  De ello, deduce que “la cuota de divorcios ha llegado al 50%, el aborto está considerado como alternativa al embarazo a términos iguales, y ambos son legales y fácilmente asequibles. También choca frontalmente contra la misión que el Ayuntamiento de Pamplona le ha encargado, recogido en el objetivo número 4 de los 17 ODS, pero sobre todo con los objetivos números 5, 16 y 17 al afirmar que “la fuerte propaganda homosexual y la legislación correspondiente, debilitan [los lazos familiares tradicionales] cada vez más.

La Agenda 2030 y sus 17 ODS se pensaron, precisamente con una condición: que las comunidades fueran partícipes de su desarrollo e integración. Es la única salida al colapso social. Sin perder la perspectiva global, toda administración territorial debe resolver por ese camino las cuestiones fundamentales del presente momento histórico. Entre sus exigencias a los gobiernos, destacan los impulsos a la economía circular, de cercanía, colaborativa, fomentando “la justicia social, la gobernanza participativa, la conservación de los recursos y del capital natural”. Tras la publicación y pronta retirada por Diario de Noticias de su artículo El Opus Dei y la patronal, en el estreno de Coworkids, quien aquí escribe quiso medir la temperatura al respecto y lanzó en una red social la siguiente pregunta: ¿Qué programa crees más necesario para Pamplona?

1. Coworkids, de Fundación Fabre, Opus Dei y Confederación de Empresarios.

2. Los ocho equipos de barrio a los que sustituye.

Con las obvias limitaciones de esta forma de encuesta en una red social, el resultado arroja que una muestra pequeña conlleva una respuesta contundente: 95,5 % favorables a los ocho equipos anteriores y 4,5% a Coworkids. La Agenda 2030 puede ser todo lo discutible que se quiera, pero exige, entre otras cosas, de este tipo de consultas entre los actores del apremiante cambio que vivimos.

Y así, madres y padres de Pamplona, es como hemos llegado a que estas organizaciones y sus colaboradores de las más altas instituciones, desde sus conexiones con las ultraderechas, ordenen qué hay (o no) que pensar y decir, en contra de la gente más vulnerable, que se hagan cargo de la educación de nuestras hijas e hijos y sobre todo, del fruto de nuestro trabajo en forma de subvenciones, algo que tarde o temprano nos va a estallar en las manos por no haber tenido en cuenta los terribles acontecimientos históricos relatados.

Más que una crisis de Gobierno, como apunta Germán Gorraiz López, se trataría de la verdadera inteligencia maquiavélica a la que hace referencia en su artículo, pero contra la ciudadanía más necesitada y vulnerable.

Cuando surge la pregunta de por qué en los barrios no son bien recibidas estas imposiciones, pensemos que los 17 ODS se crearon desde un espíritu de participación ciudadana para cubrir sus propias necesidades, especialmente en las zonas más necesitadas y vulnerables. Ahora los padres-madres del alumnado de Pamplona, sin quererlo, nos vemos involucrados, por la falta de decoro u honestidad de algunos de nuestros legítimos representantes, en dar continuidad a la transferencia de recursos fruto de nuestro trabajo, hacia organizaciones que ni han respetado la educación, ni la igualdad ni la dignidad de la vida de cientos de niños, niñas y jóvenes, bajo el amparo de unas instituciones que pregonan la educación de calidad, sea pública o privada, haciendo dejación ética de su seguimiento. Algunas de esas fundaciones fueron cómplices de ocultar y financiar crímenes y aberraciones contra inocentes criaturas, incluso cuando ya era universalmente conocida su manera de obrar. ¿Por qué nuestros dirigentes también se apuntan ahora a esta perversión?

Antonio Aretxabala

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad