Navarra Digital

SALVEMOS EL PERDÓN 4.0-ERRENIEGA SALBA DEZAGUN 4.0.´ LANZA UNA CAMPAÑA BAJO EL LEMA `RENOVABLES SÍ, PERO NO ASÍ´

undefined
Cartel SALVEMOS EL PERDÓN 4.0-ERRENIEGA SALBA DEZAGUN 4.0.´ LANZA UNA CAMPAÑA BAJO EL LEMA `RENOVABLES SÍ, PERO NO ASÍ´
SALVEMOS EL PERDÓN 4.0-ERRENIEGA SALBA DEZAGUN 4.0.´ LANZA UNA CAMPAÑA BAJO EL LEMA `RENOVABLES SÍ, PERO NO ASÍ´

La plataforma `Salvemos el Perdón 4.0-Erreniega salba dezagun 4.0.´ ha lanzado una campaña bajo el lema `Renovables sí, pero no así´, para mostrar su oposición al anteproyecto presentado por la empresa Solaria consistente en tres parques solares colindantes entre sí, ubicados en los términos de Adiós y Muruzábal (incluye terrenos del caserío de Larrain), con una potencia aproximada de 150 MW (50 MW cada uno) y una extensión total de unas 280 hectáreas, es decir el equivalente a 400 campos de fútbol. No obstante, estos tres parques solares son los primeros de los seis que pretende la empresa Solaria instalar en Valdizarbe, tal y como se recoge en la Resolución de 13 de julio de 2020 en la que se le concede acceso a nudo para los parques Serena 1 al 6.

Asimismo, `Salvemos El Perdón 4.0.Erreniega salba dezagun 4.0.´ junto a otras plataformas de Navarra se opone a la avalancha de proyectos de parques eólicos y solares en el medio natural que el Gobierno de Navarra ha puesto en periodo de exposición pública, actualmente nada menos que 22 proyectos, y cuyo plazo para presentación de alegaciones finaliza en pocos días.   

Para `Salvemos el Perdón 4.0-Erreniega salba dezagun 4.0.´, el cambio climático es en la actualidad el principal riesgo global al que nos enfrentamos, tanto por su propia dimensión como por la conexión con otras grandes amenazas como la pérdida de la biodiversidad o a la aparición de nuevas pandemias.

En la pérdida de biodiversidad y el incremento de riesgos de zoonosis, está también el cambio climático provocado por la actividad económica basada en la quema intensiva de combustibles fósiles y el cambio de usos de la tierra. La subida de temperaturas del planeta resulta crucial para entender la propagación de la Covid, tal y como se apunta desde la comunidad científica, que señalan cómo los cambios en el termómetro han terminado alterando los ecosistemas de tal forma que las poblaciones de murciélagos -animal que sirve de reservorio de diversos tipos de coronavirus- se desplazaran de Myanmar o Laos hacia Yunnan, China.

Para nuestra plataforma el nuevo concepto que se impone es una transición energética urgente, justa, equilibrada y liderada por la ciudadanía, basada en la reducción del consumo energético y en la producción de energía renovable, pero con un plan de desarrollo racional y correctamente dimensionado y ubicado en cubiertas de edificaciones, en suelo industrial o en terrenos no aptos para el cultivo.

Las razones principales para `Salvemos el Perdón 4.0-Erreniega salba dezagun 4.0. ´ de cara oponerse a los grandes parques solares en el caso de los proyectos que se ciernen en la sierra de El Perdón son las siguientes:

1. Porque la transformación del territorio será brutal e irreversible, rodeado de placas.

2. Porque degrada los ecosistemas y la biodiversidad.

3. Porque aniquila cientos de hectáreas de terreno agrícola de alta productividad y eso va en contra de la soberanía alimentaria.

4. Porque destruye el empleo rural (agricultura, ganadería y turismo rural).

5. Porque provoca fractura social en nuestros pueblos.

6. Porque destruye el paisaje y con él nuestra salud.

7. Porque la Sierra del Perdón ya está pagando desde hace 27 años su tributo a las renovables con el primer parque eólico de Navarra.

8. Porque atenta contra nuestra identidad cultural y nuestras tradiciones.

9. Porque corresponde a la ciudadanía decidir qué modelo de transición energética desea y no a grandes empresas que buscan el negocio puro y duro.

10. Por la responsabilidad de mantener el Camino de Santiago, Patrimonio de la Humanidad, que discurre por nuestro territorio desde hace siglos.

11. Por respeto a nuestros ancestros y a nuestros descendientes, que no merecen heredar un paisaje degradado y envilecido.

12. Porque nos gustan nuestros pueblos y no queremos verlos transformados en polígonos industriales.  

En la campaña de `Salvemos el Perdón 4.0-Erreniega salba dezagun 4.0.´ se van a buzonear todos los pueblos de las faldas sur y norte de la sierra de El Perdón con 10.000 trípticos, se van a colocar carteles, y se va a invitar a las vecinas y a los vecinos a colocar pancartas en sus viviendas para que muestren su disconformidad contra los macroparques solares.

Por otra parte, en las últimas semanas nuestra plataforma se ha reunido con todos los grupos parlamentarios del Parlamento de Navarra para exponerles lo que nuestra Asociación propugna ante la avalancha de los macroproyectos eólicos y solares que se ciernen en nuestra comunidad y en nuestra zona, y presentarles las iniciativas que hemos puesto en marcha en el tiempo transcurrido desde la creación de nuestra asociación. Así mismo se les ha solicitado poder contar con su apoyo para poder acudir a una sesión de trabajo de la Comisión parlamentaria de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, cuestión que han accedido todos los grupos y que se celebrará en breve. A dicha reunión acudirá `Salvemos el Perdón 4.0-Erreniega salba dezagun 4.0.´ con los sindicatos agrarios UAGN y EHNE, que nos han mostrado su apoyo.

También queremos salir al paso de los mensajes publicitarios lanzados recientemente por la empresa Solaria en los que afirmaba su pretensión de construir tres parques solares en los términos municipales de Adiós y Muruzábal, con una potencia de 150 MW, y una extensión total de unas 280 hectáreas,  que supondrían “crear unos 900 puestos de trabajo, sin perjuicio de que se creen más en el mantenimiento posterior de las plantas, importantes ingresos a los ayuntamientos de la zona a través de los impuestos y tasas locales, y, además, no producirían ningún tipo de impacto ambiental, y son perfectamente compatibles con la flora y la fauna existente en la zona”. Estas afirmaciones, a nuestro entender, dan risa, si la cosa no fuera tan seria. 

Nada dice Solaria de la ruptura del tejido social y comunitario, que ya es una evidencia para la pequeña comunidad de vecinos de esos pueblos de Valdizarbe, y que, de llevarse a cabo la implantación de esta instalación megalómana y desproporcionada, vería alterado significativamente su modo de vida, sus costumbres y sus valores culturales, sustentados en un paisaje agrario modelado durante cientos de años. Tampoco habla de la presión que estas grandes empresas ejercen sobre el colectivo cada vez más reducido de jóvenes agricultores -en Navarra ya sólo quedan 78- que se ven desplazados de su espacio de trabajo y que su futuro pasa por seguir cultivando las mismas tierras que han alimentado generaciones enteras y que dejarían de producir miles de toneladas anuales de cereal, incrementándose así la necesidad de importar grano de otros territorios.

Desde nuestro punto de vista, es muy importante prestar atención al contenido y alcance de estos proyectos que se presentan como supuestamente “verdes”, a través de las prácticas empresariales conocidas como greenwashing o “blanqueo ecológico”.

A nuestro juicio, el Gobierno de Navarra debería ser extremadamente cauteloso, estricto y riguroso ante tales proyectos, ya que no vayamos a convertir estos campos agrícolas, además, de los más productivos de Navarra, en polígonos de renovables. Mientras se elabora una planificación democrática de generación y distribución de energía, el Ejecutivo foral debe aprobar una moratoria de todos los proyectos de instalaciones industriales eólicas y solares previstas en nuestra comunidad, tal como hemos solicitado numerosas plataformas en contra de los macroparques eólicos y solares.

Plataforma `Salvemos el Perdón 4.0-Erreniega salba dezagun 4.0.´

 

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad